Como cuando no estás.

Como cuando respiro,
no me percato de mi alrededor,
y la indiferencia evita la atención,
como cuando suspiro.

Como cuando duermo,
la dirección de mi mirada se esconde,
y todo aquel techo blanco recorre,
como cuando no duermo.

Como cuando te respiro,
me dejo sobre el hombro un suspiro,
y poca es la noche que no duermo,
imaginando y creando sueños contigo.

Be Sociable, Share!

Add a comment